MING KWA

Número Trigrama Personal

 El número Ming Kwa, es el que definirá las ubicaciones magnéticas que individualmente nos benefician. Nacemos en un determinado momento y las energías presentes en ese momento tienen un profundo impacto sobre nosotros a lo largo de la vida.. El tiempo, los ciclos, los elementos y las personas están vinculados. Dependiendo del año de nacimiento cada ser humano se ajusta a este biorritmo universal. Cada persona tiene cuatro puntos direccionales que le son favorables y cuatro que le son incómodos. El equilibrio de la energía personal con la del entorno, produce una sincronía.

El Ming Kwa se elabora sobre la base de la fecha de nacimiento y polaridad (sexo o género) de la persona, de este cálculo resulta un trigrama personal e indica sólo orientaciones personales. El Ming Kwa se refiere a cómo y con qué calidad de energía somos afectados por los puntos cardinales. NO se trata de un LUGAR de la casa en sí, sino de una ORIENTACIÓN personal según nuestro trigrama natal.

Cada una de las cuatro orientaciones trae consigo distintos tipos de energías auspiciosas o inauspiciosas. Hay tres puntos vitales a revisar según las direcciones personales que son: la puerta principal, la cocina (hornillas) y la cama. Al utilizar estas direcciones se deben considerar la escuela de las formas, montaña atrás, agua al frente, montaña yin, Agua yang. Al dormir (actividad yin) las mejores orientaciones a la espalda, en el trabajo (actividad yang), sentado en un escritorio, mejores orientaciones al frente.


Sheng Chi Aliento vital. El éxito, lo público. Esta dirección atraerá sincronismo a su vida, la más auspiciosa de todas. Lo que propicia en mayor bienestar y prosperidad.

Tien Yi, Doctor celestial. Favorece el descanso físico, la salud mental y el equilibrio emocional. Es un área propicia para el proceso de curación de dolencias crónicas.

Nien Yen, Longevidad. Relaciones y Romance. La solidez de las relaciones de pareja, amistades. Este punto es muy bueno también para la búsqueda de la pareja.

Fu Wei, Estabilidad, crecimiento personal y claridad mental. El Guardián. Esta orientación es ideal para la meditación y el trabajo interno.

Huo Hai, Infortunio, frustraciones. Es la falta de reconocimiento, el caos económico, la adversidad y las pérdidas.

Wu Kwei, Aflicción y discordia. Mala salud. Las culpas lo que se arrastra, problemas no resueltos de los antepasados. Aquí se debe personar y olvidar el pasado que no te permite crecer.

Luis Sha, Enemigo poderoso, relaciones deficientes. Desarmonía, peleas con uno mismo y los demás. Problemas en lo profesional. Atrae el romance impropio que ocasiona disputas y falta de armonía en las relaciones familiares o de pareja.

Chue Ming, Perdida. Caos interior, no hay fuerza para vivir. Es como un poco la sensación de estancamiento. Pernicioso para la carrera, el dinero y la salud. Considerado el área mas nociva.


Si necesitas conocer cuales son estas orientaciones que te favorecen  selecciona primero cual es tu número anual  Ming Kwa y luego  selecciona tus Direcciones Favorables 

La energía emanada de la constante interacción del Yin y Yang presenta cinco clases de movimiento, el estudio de estos es la base de la Teoría de los 5 Elementos. Estos representan 5 fases distintas de energía o Chi. Se utilizan cinco elementos de la naturaleza, cada uno de ellos tiene sus propias cualidades y se relacionan con una orientación geográfica, un número, un color, una forma.

Al entrar en una casa no se ha sorprendido por la armonía y la serenidad del lugar, sin poder dar una explicación. Tal vez fueran la posición de los muebles, el equilibrio de los 5 elementos, la luz procedente de las ventanas o simplemente la casa, sus muebles y sus habitantes que están en perfecta armonía con la naturaleza y Usted a experimentado la sensación de un buen Feng Shui.

Los cinco elementos son las cinco fases del Chi y son uno de los fundamentos más importantes del FENG SHUI. Estos elementos son MADERA, FUEGO, TIERRA, METAL Y AGUA. En sus interacciones denotan un aspecto del Chi, y representan tiempos, estaciones, direcciones, planetas, partes del cuerpo, estados de ánimo, etc.

Las cinco fases están presentes en nuestro hogar: el Fuego es la cocina, las velas, las formas triangulares y el color rojo. La Tierra son las cerámicas, esculturas de piedra, cristales, las formas cuadradas y los tonos amarillos. La Madera son las plantas vivas, las formas verticales y columnas, el color verde. El Metal son las esculturas de metal, los carillones, las formas circulares y el color blanco, dorado o plateado. El Agua son los acuarios, fuentes de agua, las formas asimétricas y los colores negro y azul oscuro.

Las fases por las que pasan los elementos se conocen como Ciclos de los Elementos: Estos interactúan en un ciclo que puede ser creativo o destructivo. En el ciclo generativo: la madera alimenta el fuego, las cenizas del fuego producen la tierra; la tierra produce minerales (metales), que se funden y se transforman en líquido que crea el agua; el agua nutre las plantas y los árboles y de éstos se extrae la madera. En el ciclo de control: el agua apaga el fuego, el fuego funde el metal, el metal corta la madera, la madera toma con sus raíces los nutrientes de la tierra y la tierra controla el agua. No hay ningún elemento que sea destructivo en sí mismo, los cinco son vitales en nuestro medio ambiente.

No se admiten más comentarios